Benio Blog Retribución Flexible Retribución Variable

¿Conoces la diferencia entre retribución variable y flexible?

Aunque sean políticas retributivas muy diferentes, nos encontramos con mucha gente que todavía confunde la retribución flexible con la variable. Por ello, en este artículo, pretendemos explicar muy brevemente las principales características de cada política de retribución. Estas son las principales políticas retributivas:

  • Retribución variable: compensar a los empleados según el cumplimiento de sus objetivos
  • Retribución flexible: los trabajadores tienen flexibilidad para elegir parte de su remuneración
  • La retribución fija

Retribución variable

La retribución variable es un tipo retribución que remunera a los empleados en base al logro de objetivos. Es un tipo de compensación que se utiliza mucho en empresas cliente céntricas y empresas orientadas a objetivos. El objetivo de este artículo no es explicar en detalle la retribución variable. Nuestro objetivo es definir sus principales ventajas y desventajas. Presentaremos también los diferentes tipos de retribución variable.

Los mayores inconvenientes de esta política retributiva son la necesidad definir los objetivos correctamente y que se necesita un buen sistema de evaluación y seguimiento. De lo contrario, puede generar conflictos con los empleados e incluso pérdidas económicas para la empresa. Si los objetivos definidos son individuales, puede generar estrés y rivalidad entre los empleados.

Cuando se define correctamente los objetivos de este tipo de retribución, sus resultados pueden ser espectaculares. Estos objetivos deben ser medibles, retadores y alcanzables (objetivos SMART). Los empleados se suelen sentir motivados, más comprometidos con los objetivos de la empresa y por lo tanto, se mejoran los resultados.

La remuneración variable se puede materializar mediante bonus, comisiones o beneficios. Puede estar ligado al desempeño individual, resultados de la empresa o mixto:

  1. Resultados individuales o por equipos: suele ser aconsejable en empresas donde no se necesite mucha cooperación entre empleados o diferentes departamentos. Este tipo de compensación es también interesante en equipos altamente cualificados. Empresas, donde se realiza una extensa evaluación del desempeño, ligado al plan de carrera y al plan de formación.
  2. Resultados de la empresa: es una buena manera de mejorar el sentimiento de pertenencia y fomentar la orientación a objetivos. También aumenta la cooperación interna. Si el tamaño de la compañía es muy grande, se corre el riesgo de que los empleados no vean una relación directa entre el desempeño de sus tareas y los resultados de la empresa.

Retribución flexible

A diferencia de la retribución variable, la retribución flexible es un tipo de remuneración donde el empleado tiene flexibilidad para elegir parte de su remuneración. El empleado elige cobrar parte de su sueldo en productos como seguros, tarjetas de restaurante, formación, transporte… Con ello se beneficia de descuentos o pagar menos IRPF. Como ya lo explicamos en detalle en este artículo, la gran ventaja de la retribución flexible es que se adapta a las necesidades de cada empleado. Además, permite aumentar el salario de los empleados sin aumentar su sueldo bruto.

Aunque la retribución variable y flexible son dos cosas completamente diferentes, es un error muy común asociarlos al mismo concepto. Esperamos haber arrojado un poco de luz al respecto!

Ir arriba